Claves y entrenamientos para disminuir la obesidad infantil

D. Iván Chulvi Medrano: La obesidad infantil es un problema de elevada prevalencia en las sociedades occidentales. El ejercicio físico constituye una herramienta para el abordaje multidisciplinar de la obesidad infantil. Sin embargo, la recomendación general de 60 minutos diarios de intensidad moderada-vigorosa no es alcanzada por un gran porcentaje de la población infantil.

Quizá, este hecho esté atribuido a la baja tasa de desarrollo de las actividades motrices fundamentales y un bajo nivel de fuerza muscular. Esta situación  reduce sustancialmente las habilidades motrices de l@s niñ@s, quienes incrementarán su comportamiento sedentario, fenómeno que potenciará el riesgo de enfermar y de incrementar el peso corporal que redundará en una mayor reducción de la actividad física practicada (Faigenbaum y Myer, 2012).

Este hecho puede comprobarse por dos vertientes, en primer lugar, la baja adherencia a esta básica recomendación de ejercicio físico  (Colley et al., 2011) y por otro lado las evidencias sobre una reducción del fenotipo de fuerza muscular entre los niños  (Fraser et al., 2016; Tivel et al., 2016). Para tratar de evitar esta espiral negativa, se debe atajar el problema principal que es la baja capacidad de habilidades motrices fundamentales y el bajo nivel de fuerza muscular. Estas actividades están fuertemente relacionadas con la aptitud musculoesquelética (Bebich-Phillips et al., 2016), es decir, a mayores niveles de fuerza muscular, mejores niveles de habilidades motrices. La pérdida de fuerza musculoesquelética entre la población preadolescente es una tendencia que ha sido recientemente evidenciada (Moliner-Urdiales et al., 2010; Fernández et al., 2016).

Por lo tanto, parece razonable comenzar el programa de ejercicio facilitando la adquisición de los movimientos fundamentales y con ello, las competencias motrices, para ello, el entrenamiento neuromuscular integrativo es la herramienta adecuada (Myer et al., 2011) para reducir la carencia de fuerza y potencia muscular pediátrica la cual hemos llamado dinapenia pediátrica (Chulvi-Medrano et al., in press).

Este tipo de ejercicios pretenden integrar las habilidades de equilibrio, velocidad de reacción, estabilidad, agilidad y movilidades mientras se potencia el sistema muscular. Un ejemplo representativo de este tipo de ejercicio podría ser el lanzamiento de balón medicinal por detrás de la cabeza.

Una vez se adquieran las competencias motrices, el niño o la niña puede incrementar su actividad física, puesto que incrementará su autopercepción y autoconfianza. Y así se podrá alcanzar el mínimo de actividad física recomendable, los 60 minutos de actividad física moderada-vigorosa.

La importancia de planificar a largo plazo durante este periodo biológico está siendo muy evidente gracias a los recientes trabajos de los especialistas de entrenamiento pediátrico como Lloyd et al., (2015).

En esta línea, una aproximación de propuesta adaptada para planificar a largo plazo en preadolescentes obesos estaría basada en la tabla1 (teniendo presente que las edades cronológicas sólo sirven de orientación y que otros formas como el estadiaje de Tanner pueden resultar más útiles). 

Tabla 1. Propuesta personal de planificación de entrenamiento a largo plazo para la pérdida de peso en pre-adolescentes con sobrepeso / obesidad.

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

>18

Entrenamiento neuromuscular integrativo

Entrenamiento neuromuscular integrativo

Entrenamiento neuromuscular integrativo

Aeróbico

Aeróbico

Aeróbico

Fuerza

Fuerza

Fuerza

Hipertrofia

Hipertrofia

 

Velocidad y potencia

Velocidad y potencia

Velocidad y potencia

El tamaño de la letra marca la importancia de dicho entrenamiento en la fase de edad determinada. La letra en negrita indica la mayor importancia de entrenamiento de dicha capacidad en la etapa correspondiente.


A la hora de diseñar el programa de entrenamiento se debe recordar que, por las particularidades de la etapa infantil, se deben tener presente unos principios de entrenamiento físico adecuados, tal y como destaca Faigenbaum y McFarland (2016).

  1. Principio de progresión
  2. Principio de regularidad
  3. Principio de sobrecarga
  4. Principio de creatividad
  5. Principio de disfrute, quizá el más importante en la población pediátrica con sobrepeso/obesidad
  6. Principio de socialización
  7. Principio de supervisión
  1. Iván Chulvi Medrano (PhD, CSCS*D, NSCA-CPT*D)

Agradecimientos: El autor quiere agradecer la colaboración ofrecida por Avery D. Faigenbaum EdD en la revisión técnica del texto.

Desde NSCA Spain queremos invitarte a conocer más sobre el entrenamiento para disminuir la obesidad infantil con nuestro Webinar – Entrenamiento de Fuerza Pediátrico, la base para la salud por Dr. Iván Chulvi Medrano. Para más información, pulsa aquí.

Referencias bibliográficas.

  1. Faigenbaum  A D, Myer GD. Exercise deficit disorder in youth: play now or pay later. Curr Sports Med Rep. 2012;11(4):196-200.
  2. Colley RC, Garriguet D, Janssen I, Craig C, Clarke J, Tremblay MS. Physical activity of Canadian children and youth: accelerometer results from the 2007 to 2009 Canadian Health Measures Survey. Health Rep. 2011;22(1):15-23.
  3. Fraser BJ, Huynh QL, Schmidt MD, Dwyer T, Venn AJ, Magnussen CG. Childhood muscular fitness phenotypes and adult metabolic syndrome. Med Sci Sports Exerc.2016;48(9):1715-22.
  4.       Thivel D, Ring-Dimitriou S, Weghuber D. et al. Muscle strength and fitnss in pediatric obesity: A systematic review from the European Childhood Obesity Group. Obes Fact. 2016; 9:53-63
  5. Myer GD, Faigenbaum AD, Chu DA, Falkel J, Ford KR, Best TM, Hewet TE. Integrative training for children and adolescents: techniques and practices for reducing sports-related injuries and enhancing athletic performance. Phys Sports Med. 2011; 39(1):74-84.
  6. Chulvi-Medrano I, Faigenbaum A D & Cortell-Tormo JM. Puede el entrenamiento de fuerza prevenir y controlar la dinapenia pediátrica. RETOS. (in press).
  7. Lloyd RS, Oliver JL, Faigenbaum AD, Howard R, de Ste Croix M, Williams CA, et al. Long-term athletic development- part 1: a pathway for all youth. J Strength Cond  Res. 2015;29:1439-50.
  8. Faigenbaum AD, Mcfarland, J. Resistance Training for Kids: Right from the Start, ACSMs Health and Fitness Journal. 2016; 20(5):16-22.