Entrevista con Isabel del Barrio (10º Aniversario)

Entrevista con Isabel del Barrio es la nueva entrevista a una profesional del sector del entrenamiento de fuerza y acondicionamiento físico certificado con NSCA Spain. Isabel del Barrio es certificada NSCA-CPT, Especialista Universitaria en Entrenamiento Personal por la Universidad Politécnica de Madrid. Además, cuenta con más de  20 años de experiencia en el sector del fitness y la actividad física. Vamos a hablar de cómo ha cambiado el sector del entrenamiento personal, del running, y de deporte y mujer.

N – NSCA Spain cumple 10 años. Si echas la vista atrás, ¿cómo ha cambiado para ti el sector del entrenamiento personal en este tiempo?

Empecé en el mundo de las clases colectivas y el fitness hace ya 20 años. Entonces, la figura del entrenador personal apenas recuerdo que existiese con tanta fuerza y necesidad como en estos momentos. En los gimnasios, antes más pequeños y familiares, existía la figura del monitor, que era el que te asesoraba, corregía y poco más.

Por otro lado, la salud y bienestar como estilo de vida, era cosa de unos pocos. Gracias al esfuerzo que hacemos entre todos, en los últimos 5 años, la salud, el ejercicio y la actividad física, están cobrando un lugar especial en el estilo de vida de los consumidores.

En los últimos años, aquí en España (no así en el resto de Europa, y ni qué decir en Estados Unidos), con el crecimiento del mercado del fitness, el bienestar, así como el auge por carreras y competiciones en diferentes disciplinas, la figura del entrenador personal y del preparador físico se han hecho indispensables y empiezan a ocupar un lugar fundamental en el camino y preparación de la población que se inicia o quiere mejorar su condición física. De hecho, en los últimos 3 años, entrenamiento personal y profesional cualificado se han mantenido en el top 10 de tendencias.

Se necesitaba y necesita cubrir un mercado aún por explotar. Tanto desde el punto de vista de la salud, como desde el punto de vista del rendimiento deportivo. Además, creo que es necesario un enfoque más holístico e integral con el fin último siempre de la salud del deportista.

Actualmente, quizá gracias a la posibilidad de comunicación a través de los medios y redes sociales, facilita nuestra labor de divulgación y con ello, de que se tome conciencia de la importancia del entrenador personal en el ámbito de la salud y el ejercicio físico.

Todavía hay mucho por hacer en este sentido, y que la gente dé prioridad a su salud, al saber hacer y a una correcta planificación. Todavía sigue ocupando un puesto secundario en la mente de muchos: perciben los servicios deportivos como caros, cuando objetivamente, no es así.

N – ¿Qué papel crees que tiene o puede tener el running en un programa de entrenamiento personal?

Soy corredora y parte de mi trabajo es enseñar a la gente a re-aprender a correr, a recuperar esa habilidad natural, y sobre todo, a hacerlo sin lesionarse y siguiendo el principio de progresión y el sentido común. Pero también soy consciente de que no todo el mundo que necesita de un entrenador personal, le gusta correr. Por ello, no hay que forzar si una disciplina no le gusta al cliente; existen infinidad de opciones para realizar el trabajo cardiovascular y complementar el entrenamiento que no sea correr.

Running

Por otro lado, debemos analizar si el cliente tiene algún tipo de patología, lesión que, aunque correr no le afecta de forma directa, puede no resultar la mejor de las opciones. Correr puede complementar una parte del entrenamiento y de la planificación, con el objetivo de mejorar la capacidad cardio-respiratoria, realizar deporte al aire libre. Sin embargo, siempre se debe comenzar por crear una buena base de técnica correcta del patrón de movimiento de la carrera, trabajo de fuerza y preventivo, con el fin de evitar cualquier tipo de lesión.

Running

N – Hablando de running, carreras populares, competiciones, etc. ¿cuál ha sido tu mayor reto? ¿Y el que más te ha costado conseguir?

A día de hoy tendría que pensar. Desde que comencé a practicar triatlón de media y larga distancia más en serio, creo que cada prueba y el camino hasta llegar a la línea de salida (y posteriormente, al arco de meta), ya son un reto en sí.

Un gran reto a nivel personal y también deportivo, fue mi primera Maratón, y este año; preparar la segunda Maratón (donde conseguí mejorar en 5 minutos mi marca anterior). Fue un camino bastante duro a nivel físico, pero sobre todo a nivel emocional. Realmente exigente y agotador encontrar esa motivación diaria constante.

Lo cierto es que, atravesar el arco de meta, compensa todo y da sentido al trabajo y entrenamientos previos.  Realmente, lo que más cuesta conseguir es compaginar una vida laboral exigente, con los entrenamientos necesarios para llegar lo mejor preparada posible. Este año sueño con hacer una buena temporada y poder clasificarme para el Campeonato del Mundo del Ironman 70.3 que se celebrará en Niza.

Deporte y mujer

N – ¿Cómo crees que ha cambiado la figura de la mujer en la actividad física y el deporte en estos últimos 10 años?

Sobre este tema, podríamos hablar horas y horas, porque la evolución es realmente interesante, exponencial y muy prometedora. Cada vez más marcas, instituciones y medios dan visibilidad a todas esas deportistas. Esto es tanto a nivel élite, como a nivel popular, que luchan diariamente por obtener el reconocimiento que se merecen.

Queda aún un camino muy largo por recorrer pero creo que hay uno muy importante, y es, la propia concepción que la mujer tiene del deporte y ejercicio físico, y el lugar que ha empezado a ocupar en sus vidas como una parte más de expresarse, de sentirse fuertes, seguras de sí mismas y de auto-realizarse de algún modo.

El auge de la participación de mujeres en las carreras populares no para de crecer, lo que indica que estamos aquí pisando fuerte, que ya hemos derribado esa primera barrera “del miedo a…”.

Entrenamiento

N – ¿Qué le dirías a todas aquellas mujeres que están pensando en empezar a hacer actividad física?

Estamos hechos para movernos. Es una parta innata de nuestra condición de seres humanos. Nos aporta vida, salud, felicidad y desde luego, el mejor antídoto contra la depresión, enfermedades crónicas, etc. Es una oportunidad de sentirnos más fuertes por dentro.

Por otro lado, en el caso específico de las mujeres, son muchas las razones por las que debemos entrenar, sobre todo la fuerza, y la fuerza en sentido estricto. Aunque está cambiando poco a poco el paradigma (y por mi parte es algo que he defendido y divulgado siempre), el entrenamiento de fuerza es vital. Nos ayuda a mantener una buena masa ósea y buena estructura muscular, ya que con el paso del tiempo, la pérdida del nivel de estrógenos puede provocar osteopenia prematura.

Prevención y salud. Quien sabe, puede ser elixir de la juventud eterna que nos permita vivir más tiempo con una mejor calidad de vida. ¿Por qué esperar?